Accidente culinario


"Ustedes son la sal de la tierra."  Mateo 5:13

En una ocasión me antojé de unos #PlatanosenPaila busqué mis ingredientes y me puse manos a la obra.  Ya llevaba un ratico cocinando y el azúcar no se doraba.
"!C&^o... Qué v@#$a! se acabó el gas"  Pensé.
Revisé y la hornilla estaba encendida.  
Le aumento el fuego.  
Nada. 
Le pongo más azúcar por si acaso, tomó un colorcito medio tímido, los terminé de preparar y serví mis plátanos descoloridos.
Cuando los probé, lo supe todo.
En vez de azúcar le puse un viaje de sal al caldero.
Adelante, ríete.  
Todos sabemos que la sal es indispensable, hasta nuestro organismo la tiene, da sabor y en la antigüedad se usaba para conservar los alimentos.  No es de extrañar que Jesús diga que los cristianos seamos como sal para la tierra dándole buen sabor a la vida y preservando la fe con nuestras acciones. 
Aunque te cuento que yo siempre pensaba que tal vez debíamos ser el azúcar del mundo, por lo lindo que sería nuestra existencia si fuéramos todos dulces y tiernos, pero con el pequeño incidente culinario comprendí que esto no sería muy factible ya que la realidad es que en esta vida experimentamos situaciones y nos relacionamos con personas tan complicadas que son como un fogón bien atizao' por lo tanto necesitamos ser fuertes y sabios para manejar y cambiar las circunstancias difíciles sin morir en el intento... Como la sal que cambia el sabor y no se queeemaaaaaa!!!!
#MisMadejas #CreeyVeras #SaldeLaTierra 
PD.  Obvio que la foto es de #JacquelineCheff y por cierto #DonVictor se comió los plátanos y dijo que estaban buenos 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El corazón de la ayuama sólo lo conoce el cuchillo

Aquí, allá y acullá