Lo que es de Dios, es de Dios





“Al ver esto, la gente quedó sobrecogida y alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad.“ Mateo 9:1-8
.
Los servidores de Cristo corremos el grave riesgo de llenarnos de vanagloria cuando nos piropean el don, talento especial o capacidad sobresaliente que tenemos.
.
Me explico: un ¡wow, qué bello cantas!, ¡Qué sabio eres, Tu prédica me dio por el cocote!, o un ¡Como tú proclamas las escrituras.. Nadie! Sólo sirven para inflar el ego de esa persona, aunque sea inconscientemente.
.
Todos los dones que tenemos vienen de Dios para la construcción de su reino y para edificación de los demás. Si bien es cierto que podemos desarrollarlas, nuestras habilidades no surgen por nuestros propios méritos #Creeme si fuera así hace rato que tendría mi discografía 🤦🏻‍♀️
.
Es Por eso que debemos orientar nuestra alabanza a Dios, como el #Evangelio de hoy la gente glorificaba a Dios por el poder que le había dado a los hombres.
.
Así que la próxima vez que te guste un talento de algún hermano y se lo quieras comentar ¡ayúdalo! cambia el #TeLaComite por un “Alabo al Señor por la gracia de decorar que desbordó en ti” o “Doy gracias a Dios porque tu oración tocó mi corazón”
.
Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria para siempre. Amén (Romanos 11:36)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mucho más que aprender a hacer una falda

Ganar / Ganar

Experiencia virtual